22 Nov Guía rápida de Private Equity - image  on http://arrangoiz.mx/Blog

22 Nov Guía rápida de Private Equity

Julio Menchaca Vite, abogado experto en M&A.  AGM Abogados.

AGM Abogados . Bufete de abogados corresponsales en España.

Las inversiones de private equity se pueden dar en diferentes fases de la vida de la empresa, que generalmente se identifican con las siguientes:

  1. Seed 
  2. Start up 
  3. Early stage
  4. Expansión
  5. Reemplazo
  6. Reestructuración
  7. Distress 

En primer término, nos encontramos con la fase seed, que se refiere al momento en el que la empresa no existe como tal, sino que se tiene a un equipo emprendedor y una idea que requiere de financiación para materializarse. El riesgo en esta fase es sumamente elevado, ya que se estima que, de cada 100 proyectos, sólo 10 recibirán financiación, y sólo 1 de ellos tendrá éxito.

Los inversores de private equity (en adelante también IPE) habituales en esta fase son business angels y fondos de venture capital, aunque en sectores como el tecnológico, farmacéutico y biomédico, en donde se requiere investigación y desarrollo, y la inversión suele ser muy elevada, podemos encontrar a grandes fondos de inversión o a fondos de inversión creados por empresas del sector.

En la fase de startup, las necesidades de financiación serán para el inicio de las operaciones, tomando como hoja de ruta el plan de negocio. Si bien el riesgo en esta fase no es tan grande como en la fase seed, no por ello deja de ser muy elevado, pues el horizonte de vida de una startup no siempre rebasa los tres años, siendo pocas las que cruzan este umbral. Al igual que en la fase seed, los IPE serán por lo general business angels y fondos de venture capital.

Si la empresa logra generar ganancias y supera la fase de startup, es común que necesite más financiación para seguir creciendo. A este tipo de financiación se le denomina early stage o early growth.

 

La captación de fondos en las fases startup early stage suele darse dentro de rondas de financiación, en donde entran nuevos IPE o se sustituyen a los anteriores.

En la fase de expansión, nos encontramos con una empresa estable que busca consolidarse en el mercado, por lo que el riesgo del IPE es moderado y los inversores suelen ser fondos de inversión de mayor tamaño que en las fases anteriores.

La estrategia para la expansión dependerá del sector al que se enfoque la empresa, pero su crecimiento sólo podrá ser de orgánica o inorgánica, o una mezcla de los dos. El primero se refiere a que la empresa crecerá por su cuenta y la inyección de dinero será en CAPEX o inversiones para tener acceso a nuevos mercados, canales de distribución, marketing, captación de talento, etc. El crecimiento inorgánico tendrá lugar mediante la adquisición o fusión de otras empresas que tengan el mismo objeto o que desarrollen actividades que complementen las de la empresa.

Por su parte, en la fase de reemplazo generalmente no hay necesidad de financiación y tendrá lugar cuando alguno de los inversionistas haya cumplido su ciclo y desee salir para dar rentabilidad a su inversión, dando entrada a un nuevo inversor.

Los dos últimos tipos de financiación son de reestructuración (o turnround) y distress. Estas inversiones, que involucran un elevado riesgo para el inversor, tienen en común el hecho de que la empresa se encuentra en crisis, diferenciándose básicamente por una cuestión de temporalidad.

En la reestructuración, el IPE inyecta fondos en una compañía que no puede acceder a la financiación normal por su situación de alto endeudamiento, pero que todavía no se encuentra en default, ni enfrenta un procedimiento concursal. Su objetivo será reflotar la compañía y posteriormente capitalizar su deuda o venderla a otro IPE.

Por su parte, la financiación distress ocurrirá cuando la empresa no pudo obtener la financiación para reestructurarse y se ve obligada a iniciar un proceso de insolvencia que termina con la liquidación. El IPE podrá hacerse de sus activos en la liquidación, o adquirir la Unidad Productiva mediante el procedimiento marcado por Plan de Liquidación y en la Ley Concursal, ante un Juzgado Mercantil.

Como podemos ver, cada una de estas fases tiene una naturaleza distinta en tiempos y necesidades, con inversionistas de private equity especializados en cada una de ellas, y por supuesto, con herramientas legales a utilizar en cada caso en concreto.

0 comments on “22 Nov Guía rápida de Private EquityAdd yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *