¡Qué no se roben tus ideas! - image que-no-se-roben-tus-ideas on http://arrangoiz.mx/Blog

¡Qué no se roben tus ideas!

La protección de la propiedad intelectual estimula la creatividad en beneficio de la sociedad y contribuye a la innovación, la productividad, la mejora continua y el desarrollo integral de los países.

 

En México, las formas de protegerla son: la Propiedad Industrial y los Derechos de Autor.  En este artículo hablaremos de la Propiedad Industrial que abarca: patentes, modelo de utilidad y diseños industriales (modelo industrial, dibujo industrial, marca, aviso comercial, nombre comercial y denominación de origen).

 

Antes de lanzar tus ideas al mundo, toma en cuenta que te las pueden robar. Como las ideas per se no son sujetas de registro porque son conceptos abstractos, deben materializarse en una invención tangible, un producto innovador, una tecnología novedosa, un dispositivo o un proceso que ofrezca nuevas soluciones a un problema y, sobre todo, que demuestre no existir a nivel internacional.   

 

La Propiedad Industrial, a través de cualquiera de sus figuras jurídicas,   salvaguarda las invenciones y creaciones susceptibles de aplicación industrial. ¿Cómo? Al conceder al creador los derechos exclusivos para su utilización, impidiendo que otras personas fabriquen, usen o se beneficien de éstas sin el consentimiento expreso del inventor o las licencias autorizadas por éste.

 

Para registrar una marca es necesario presentar una solicitud ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), la cual se evalúa concienzudamente para descartar anomalías o invasión a derechos de terceros. Una vez aceptada, se otorga el título de registro de marca que tiene una vigencia de 10 años, renovable indeterminadamente. Además te puede ayudar a iniciar acciones legales por posible uso indebido y puedes otorgar licencias de uso o franquicias.

 

Sin embargo, antes de presentar la solicitud, hay varios pasos que debes seguir para garantizar el éxito del registro, como:

  1. Revisar la Ley de Propiedad Industrial, sobre todo en lo referente a  las prohibiciones de registro de marca.
  2. Elegir el tipo de marca que necesitas: nominativa, innominada, tridimensional o mixta.
  3. Buscar la clasificación correcta para tu producto o servicio.
  4. Realizar un estudio previo de antecedentes fonéticos y figurativos.
  5. Investigar en el sitio de MARCANET, que es el servicio de consulta externa sobre información de marcas, que no exista ya una marca igual a la tuya.

 

Por otro lado, las solicitudes de patente o de registro de diseño industrial o modelo de utilidad pueden ser tramitadas por el propio solicitante o a través de un apoderado legal. La solicitud es sometida a un examen de forma y a un examen de fondo. En promedio el trámite de una patente, desde la solicitud hasta el dictamen de conclusión, sea una concesión o una negativa, es de tres a cinco años. Para un diseño industrial el tiempo promedio de un año y para un modelo de utilidad de dos años.

 

¿Cuáles son los beneficios de obtener una patente?

 

  • Te permitirá explotarla comercialmente por un periodo limitado que en México es generalmente de 20 años y no es renovable.
  • Podrás conceder licencias de explotación a terceras personas y beneficiarte con ello.
  • Evitarás el plagio de tus ideas y trabajo.

 

Por la complejidad del tema, los pasos previos de investigación y análisis, y la cantidad de información especializada que se requiere para cada trámite, la mejor forma de garantizar un registro exitoso es obtener asesoría de abogados expertos en Propiedad Industrial que te pueden ayudar en todo el proceso.  Eso te evitará pérdida de tiempo y dinero… ¡y muchos dolores de cabeza!

 

Existen múltiples ejemplos de negocios (grandes y pequeños) que consiguieron enormes ganancias al comercializar inventos de mentes ajenas y llegar al punto de ¡registrarlos a su nombre! ¡Bum! No querrás que eso te suceda, por lo que seguramente estarás de acuerdo en que tu proyecto merece ser cuidado con esmero y que sin duda, invertir tiempo y esfuerzo en protegerlo es tan importante como desarrollarlo.

0 comments on “¡Qué no se roben tus ideas!Add yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *