Trashing, smishing, pishing, pharming…

¿sabes lo que quieren decir?

Son medios para cometer fraudes financieros y/o electrónicos. Así como lo oyes.

La mayoría de los ladrones se centran en conseguir tus datos para robarte tu identidad y cometer un delito.

Te explicamos en qué consisten para que refuerces tus precauciones, ya que con tus datos pueden hacer compras, realizar transferencias, solicitar créditos y hasta vaciar tus cuentas.

TRASHING

Se trata de buscar información valiosa en la basura, como estados de cuenta, copias de identificaciones oficiales u otro documento que contenga datos importantes.

SMISHING

Te envían un SMS para que visites una página web fraudulenta con el fin de obtener tu información bancaria y luego realizar transacciones a tu nombre.

PHISHING

Te llega un correo supuestamente de tu banco, avisando que hay un error en tu cuenta y que debes ingresar tus datos. Así obtienen números de tarjetas, claves, datos de cuentas bancarias, contraseñas, etc.

VISHING

Es el phishing telefónico. Te llaman y simulan ser empleados de alguna institución bancaria y te dicen que tus cuentas están registrando cargos irregulares o que requieren de alguna información.

PHARMING

Consiste en redirigir a una página de Internet falsa mediante ventanas emergentes para robar información. Ejemplo: “Error en el sistema, haga clic para solucionarlo”.

FRAUDE EN COMERCIO ELECTRÓNICO

A pesar de los avances en materia de seguridad, los fraudes en compras por Internet siguen siendo frecuentes. Las modalidades más recurrentes son:

  • Sustracción de datos personales, contraseñas, nombres de usuario o números de tarjetas de crédito que pueden prestarse a robo de identidad.
  • Pagaste tu compra y nunca te llegó el producto; cuando reclamas, nunca recibes respuesta.
CLONACIÓN DE TARJETAS

¡Nunca pierdas de vista tu tarjeta!

Los ladrones utilizan un dispositivo para clonar tu tarjeta cuando no la estás viendo. Dejarle a alguien tu tarjeta sin vigilarlo, es como entregarle tu cartera llena de dinero.

  • Solicita que te cobren en tu lugar o dirígete a la terminal y supervisa cualquier movimiento.
  • Cuando te regresen tu tarjeta, verifica que sea la tuya y también el recibo.
  • Si tienes un NIP para autorizar la transacción, nunca lo compartas y sé tú quien teclee en la terminal, ten cuidado de que no te vean.
  • No prestes tu tarjeta ni permitas que otras personas la usen en tu nombre.

 8 consejos para evitar ser víctima de un fraude por robo de identidad o datos:  

  1. Destruye muy bien tus estados de cuenta o copias de documentos antes de tirarlos a la basura. Cuida tus documentos oficiales como tu vida.
  2. Nunca entregues a nadie tus datos por correo electrónico ni por teléfono. Los bancos o empresas nunca van a solicitar datos financieros o números de tarjetas por estos medios, cuando no seas tú quien inicie la operación.
  3. No des clic a páginas o vínculos sospechosos ni respondas mensajes que te dicen que has ganado un premio, viaje o sorteo, ya que lo que quieren es robarte tus datos personales.
  4. Si vas a comprar en Internet o a navegar por diferentes sitios asegúrate que la dirección del sitio URL siempre empiece con https:// lo que indica que es seguro.
  5. Procura no utilizar computadoras o redes públicas para hacer transacciones financieras o compras en Internet, como cafeterías, restaurantes, hoteles, etc.  
  6. Cuida tu información en la red. No publiques datos personales en redes sociales.
  7. Cambia tus contraseñas por lo menos cada dos meses y evita utilizar fechas de nacimiento, números telefónicos o cualquier dato relacionado con tu identidad en las mismas.
  8. Monitorea tus cuentas y revisa tu reporte de crédito frecuentemente para detectar posibles anomalías.

 

Si ya fuiste víctima de un fraude…

  • Llama a aquellas instituciones financieras o establecimientos comerciales en los que tienes cuentas e informales de la situación para evitar más daños.
  • Levanta un acta en el MP, incluso si el banco ya te devolvió tu dinero.
  • Acude a CONDUSEF en caso de enfrentar algún problema con un servicio o producto financiero.
  • En caso de pérdida y robo de identificación, informa inmediatamente a las instituciones correspondientes para evitar que las utilicen con objetivos ilícitos.
  • Si el fraude es en una tienda departamental, debes presentar tu reclamación en PROFECO.
  • Si tienes mayores problemas, consulta a un abogado.

 

 

 

También te puede interesar:

El Plan de Sucesión de la Empresa Familiar: un asunto de supervivencia

¿Qué debes tomar en cuenta para contratar un abogado?

Lo que necesitas saber y nadie te ha dicho sobre comprar un bien inmueble

0 comments on “Trashing, smishing, pishing, pharming…Add yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *